Material Forum - Repensar el futuro

En mayo del ’68, los jóvenes del mundo explotaron una “revolución del deseo”, en la que los argumentos basados en preceptos divinos, principios de ley natural, conceptos metafísicos o criterios empíricos perdieron su fuerza. La juventud quería florecer, quería desplegarse para desear a lo grande y para ello, se plantean romper con todas las barreras que los prejuicios, los tabúes y las tradiciones habían montado. Llegó el momento de abrirse, dejar toda represión para ser tú mismo.

Tras 50 años de revolución del deseo, ¿se puede decir que hoy los jóvenes desean más a lo grande? ¿podemos afirmar que ya no hay represión, que el joven se abre en toda su plenitud con toda su libertad? ¿Podemos afirmar que la sociedad que habitamos, que edificamos, que cultivamos, está colmando todos nuestros deseos de amor, de esperanza, de plenitud? 

Repensar el futuro es disponer el mundo para desear a lo grande con autenticidad, con originalidad, es decir desde el origen. El futuro será de los jóvenes si están dispuestos a abrirse con sinceridad a su propio origen y así ser originales. De la originalidad crearemos en unidad el mundo que deseamos.