Los ideales de la juventud

«Hete aquí, pues, cerca de los cuarenta y dos años… ¿Qué pensaría de ti el muchacho que eras a los dieciséis, si pudiera juzgarte? »¿Qué diría de eso que has llegado a ser?

La vida empaquetada

"Ese papá que había llegado malencarado, gris, oscuro, volvía a salir radiante, feliz. La lectura y la música clásica le devolvían la alegría, las carcajadas y las ganas de abrazarnos y de hablar".

La sensación de lo digno

Es el destino de un individuo que para ser necesario y único, para ser héroe, sabe que tiene que desaparecer, que tiene, por fuerza, que no haber sido nunca un héroe.

Benditas bicis

No era la piscina. Ni los primeros tomates del huerto del abuelo. Ni el final del colegio. Ni los campamentos con guitarras. Ni los pantalones cortos. Era la bici.

Páginas