Univ Forum 2016: la huella de la familia

  Cada vez es más necesaria la huella de la familia en la sociedad. En una época de crisis económicas, tormentas políticas, corazones rotos y mentes desorientadas; la familia aparece siempre más como fundamento del bien común. Vivimos en sociedades partidistas, divididas e ideologizadas. Hay quien insiste en ver el mundo como un lugar lleno de rivales, competidores y enemigos (imaginarios o reales). Nos olvidamos de que formamos parte de una sociedad, de que estamos en el mismo barco y vamos al mismo puerto. Cuando cada uno busca sólo su propio interés, las relaciones se complican y el futuro se oscurece. En las familias, la necesidad de superar el propio interés se hace evidente: es la gran escuela de la vida social.

  Las familias aportan perdón y compasión. Allí se quiere a las personas por sí mismas; no sólo por su aspecto o por el éxito social que alcanzan. En ellas, el concepto de masa carece de sentido. De este modo, la familia cristiana enseña a la sociedad el valor infinito de las personas, imagen de Dios. En las familias conviven de modo armónico niños, jóvenes, adultos y ancianos; personas con discapacidad; mujeres y hombres. Por eso, es también escuela de diversidad.

  Una política familiar es una verdadera política social. Los efectos del envejecimiento de la población se agravarán en los próximos años, poniendo sobre la mesa la necesidad de apoyar la maternidad y la natalidad. Sin familias que acompañen a jóvenes y mayores en la soledad y la enfermedad, las sociedades no son ya sostenibles. Las políticas públicas recogerán más a fondo esta realidad social.

  La familia es clave en todos los grandes relatos y construcciones humanas. Su presencia en los grandes libros y las historias de cine y televisión refleja su importancia en la felicidad que buscamos las personas. Por eso, el valor social de las familias pide narrativas que estén a la altura de su dignidad. La maduración personal y profesional pasa por descubrir y servir a los demás abandonando el aislamiento y el egoísmo. La familia es lugar fundamental para crecer y madurar pendientes del otro, sabiendo que, en todas las etapas de la vida, vivir para los demás nos hace mejores.

El Univ Forum 2016 quiere ofrecer una reflexión profunda sobre la importancia de la familia, teniendo en cuenta que no es sólo la célula básica de la sociedad. En realidad, es el fundamento y modelo de toda la vida social. Las sociedades tienen que parecerse cada día más a las familias, lugares de encuentro y solidaridad que han superado el individualismo como modo de resolver los problemas. 

 

El tema del 49º Univ Forum 2016 es

La huella de la familia

Roma, 20 – 27 de marzo de 2016